.

TIEMPOS Y MATICES

“Mientras más duro toquemos mejor sonará, si rompemos las baquetas más heavy somos; pues lamentablemente no es así, como bateristas tenemos las mismas responsabilidades que todo músico que ejecuta un instrumento”.


Como bateristas debemos brindarle a nuestro público la mejor calidad rítmica y musical posible, por ello es importante mantener siempre en mente que todo lo que hagamos debe estar enmarcado en el tiempo y los matices, tópicos que trataré de conceptualizar.

TIEMPO

Cuando hablo del tiempo, no es más que el dominio de los ritmos en la estructura de la pieza musical. La práctica y el estudio son la base para perfeccionar este aspecto que muchos bateristas dejan de lado pues se acostumbran a tocar tratando de seguir un metrónomo interno, que naturalmente no existe. 

Aprender a trabajar con el metrónomo es fundamental para ejecutar adecuadamente las piezas porque nos ayuda a medir el tiempo de una composición musical, marcar de modo exacto el compás y ecualizar la velocidad con la que tocamos. 

Quienes estén interesados en trabajar con el metrónomo deben saber que algunas aplicaciones de celular lo traen incluido. Asimismo, existen otras herramientas como las Pistas Drumless -audios sin batería- que nos enseñan a seguir rítmicamente las piezas, mejorar nuestro tiempo y cada una de las técnicas rítmicas -ritmos o redobles-. 



USO DE RUDIMENTOS: 

Metrónomo
Los rudimentos, desde el punto de vista conceptual, son aquellos elementos rítmicos básicos y
claves que todo baterista debe estudiar e internalizar. 

El uso del metrónomo es clave en el estudio de los rudimentos porque son la mezcla ideal para lograr una buena soltura en las extremidades superiores e inclusive inferiores, además mejora nuestra técnica y precisión. 

Por otro lado el estudio de los Rudimentos con el uso del metrónomo viene como base fundamental del concepto que sigue:

MATICES 

Matizar es hacer que un ritmo suene sin saturar a la banda y que resalte en los espacios donde se le permite resaltar. Esto suele ser un poco complicado cuando iniciamos nuestros estudios musicales porque no logramos coordinar aquello que queremos practicar, con el arte de matizar los sonidos y hacer que la dinámica sea melodiosa y no lineal o ruidosa. 

Practicar los matices con la ayuda de los rudimentos es fundamental. Si se ensaya lentamente y con mucha atención, siguiendo las posturas correctas y controlando las notas fuertes de las débiles, conseguirán perfeccionar este aspecto tan importante. 



- José Daniro Monsalve, baterista profesional y músico de sesión con 25 años de experiencia. 



Clases de Música Online Certificadas | www.datemusica.com